domingo, 1 de mayo de 2011

Otra visita a la Alameda

Que  la Alameda Central de la Cd. de México ya no es lo que era antes es un hecho casi incuestionable como el de necesitar de aire para seguir vivos. Pero algunas veces esta regla pierde validez cuando pasando por ahí nos encontramos con un ejemplar de macho como el de la foto:



Esos pantalones ajustados a las piernas gruesas son, son... ustedes me entienden, ¿no?
¿Qué serías capaz de hacer si te encuentras a este macho sentado en una de las bancas de la alameda mirándote mientras se acaricia la entrepierna?

1 comentario:

hombres en trusas dijo...

me encanto este blog lo seguire dia a dia